Las ciudades inteligentes promueven el desarrollo urbano sostenible mediante el uso de tecnologías innovadoras y así, a largo plazo, mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Las áreas que una Smart Cities pretende promover pueden ser muy diversas. Van desde el medio ambiente, la seguridad y el diseño urbano hasta el turismo y las actividades de tiempo libre.

Independientemente del área (o áreas) que promueva una Ciudad Inteligente, es crucial que los ciudadanos participen activamente en el uso, la implementación y la promoción de las medidas, de manera de la que se establezca una comunicación directa entre el gobierno y la sociedad.

Las ciudades que actualmente lideran el ranking internacional de Ciudades Inteligentes son Tokio y Londres, seguidas de Nueva York, Zurich y París.

Querétaro: La primera Ciudad Inteligente de México

Querétaro ha ganado este título principalmente a través del proyecto inmobiliario Ciudad Maderas. El proyecto consiste en la construcción de empresas tecnológicas, hoteles, centros educativos, centros comerciales, zonas residenciales, iglesias y un parque natural de 20 hectáreas en el barrio de El Marqués. Su objetivo es integrar los desarrollos tecnológicos en la vida cotidiana de los ciudadanos de Querétaro. El proyecto está en marcha desde 2013 y se espera terminarlo en 2020.

También en las áreas del medio ambiente y de la E-Governance Querétaro puede afirmarse como una Ciudad Inteligente.

En agosto de 2018, se implementaron varias medidas eco-friendly, incluyendo, por ejemplo, la eliminación de las bolsas de plástico en los supermercados. 200 instalaciones participan en la campaña, lo que supone un ahorro de hasta 95 toneladas de plástico.

En el área de E-Governance, el gobierno de Querétaro ha creado la aplicación QuerétaroCiudadDigital. El objetivo de la aplicación es reforzar el vínculo entre los ciudadanos y el gobierno local. La aplicación es considerada como una de las mejores de su tipo a nivel internacional.

Transporte inteligente en la Ciudad de México

La capital de México cumple con varios criterios de una Ciudad Inteligente, especialmente en el campo del transporte. Una amplia gama de aplicaciones está disponible para los residentes para sus caminos diarios: Servicios de Viajes Compartidos, Uber, Easy, Cabify.

Aquellos que no quieren estar expuestos a la alta carga de tráfico en las horas punta pueden recurrir a la versión no motorizada: La Ciudad de México fue una de las primeras ciudades importantes del mundo en implementar un sistema de bicicletas compartidas (ecobici).

Puebla y Jalisco

Otras ciudades mexicanas también se están transformando en Ciudades Inteligentes.

Desde 2014, la ciudad de Guadalajara ha estado trabajando en el proyecto Ciudad Creativa Digital, cuyo objetivo es promover la industria digital y creativa en la región. Además de Guadalajara, la ciudad de Tequila, también en el estado de Jalisco, se está convirtiendo en una ciudad inteligente. El proyecto Tequila Inteligente ha sido en primer lugar una reacción al creciente turismo en la región. Una de las tecnologías inteligentes que ya están en uso son los sensores de calor. Estos miden la concentración de personas en lugares públicos.

También Puebla ya se ha sumado a la tendencia de las Smart Cities. El proyecto BarrioSmart tiene como objetivo promover la movilidad sostenible, reforzar la seguridad y así, mejorar la calidad de vida de los habitantes. El barrio Atlixco es el primer barrio inteligente de Puebla y el primero de su tipo en América Latina.  Dispone de una conexión Wifi pública gratuita y de ciclovías con sistema de videovigilancia y botones de alertamiento.

Importancia económica

Dentro de América Latina, México es el país con más ciudades que tienen características de Smart Cities. Las ciudades inteligentes también ofrecen ventajas económicas; representan nichos que permiten la promoción de actividades económicas cuyo potencial aún no se ha considerado. Estas incluyen, por ejemplo, la promoción sustentable de la industria manufacturera 4.0, el sector energético y la industria agrícola. Para las empresas de los sectores respectivos se abre una amplia gama de oportunidades de crecimiento. De esta manera, a largo plazo, las ciudades inteligentes impulsarán la diversificación de la economía mexicana.